24.10.15

UN SÁBADO DISFRUTANDO NUEVAMENTE DE LA NATURALEZA.


Hoy sábado 24 de octubre, hemos salido de nuevo con el Nissan Patrol para dar un paseo por el monte. Antes lo andaba a pie con mucha frecuencia, pero las condiciones físicas cambian y hay que adaptarse a lo que queda, en lo posible seguir disfrutando de todo aquello que te gusta mientras se pueda.
El viernes nos quedamos mi hijo Javier y yo viendo películas en la TV hasta pasadas las dos de la mañana, Tenía puesto el despertador para las seis pero no me apetecía levantarme, lo volví a poner para que me despertara a las siete, tampoco le hice caso, ya se levanto Javier me dice ¿que no vamos al monte? la verdad es que no quería despertarlo y lo dejé hasta que a él le apeteciese.
Ya era de día cuando salimos de Vitoria, teníamos una hora de camino hasta el lugar al que queríamos ir. llegamos y ya estaba allí mi cuñado había estado todos los días de la semana para ver las palomas y zorzales, pero no han pasado más que unas pocas y altísimas.

Hablamos un rato, nos comimos el almuerzo sentados y disfrutando del paisaje, mi cuñado se fue a la caza del jabalí, le esperaba su cuadrilla de caza. Nosotros seguimos sentados pasando la mañana hasta que nos apeteció.  


Cuando íbamos por el camino vi una seta que destacaba por encima de la hierba, como no pasaban palomas le dije a Javier esa seta que he visto por el camino es comestible, a la vuelta la vamos a coger para que esta tarde me haga una merienda otoñal, claro está poniendo algo más, se fue él andando y la trajo, ¿no había más? pero yo creo que puso poco interés en buscar más. 

En la foto parece una macrolepiota alta, los niscalos o robellones estaban con bichos en el interior. 

En esta foto comparándola con un bote de bebida  podemos apreciar mejor las dimensiones.

Hoy había coches clásicos en Artziniega, pero decidimos que este año hemos disfrutado más de los coches que del monte, eso nos hizo decantarnos más por el Patrol y el monte.
Hasta pronto a todos aquellos que leéis mis sucedidos.

23.10.15

CAMBIAR FINALES A CB. 27 Mhz PRESIDENT JACKSON


Hace unos días pedí una pieza para una emisora de CB. 27 Mhz, llegó antes de lo que yo había pensado, bien embalada es su cajita dentro de un sobre y protegida para las descargas estáticas.


Muy bien protegida para que no se doblasen las patillas.

Me puse rápidamente a cambiar la pieza, yo pensaba que era la que fallaba por la potencia que veía en la salida del medidor de potencia.

Esta es la pieza en cuestión la negra de ocho patillas.

Con el soldador y desoldador listos para quitar el estaño a las soldaduras.

Ya tengo la pieza suelta.

La vieja y la nueva.

La silicona para que transmita bien el calor.


Ya colocada y lista para volver a soldar.

Aquí ya soldada con estaño nuevo. Ahora viene la decepción, la emisora sigue igual. Hace falta equipo para hacer comprobaciones, yo no me dedico a esto, es más bien un entretenimiento, o sea, que asumo el costo como si me lo hubiese gastado en el cine, por ejemplo. Si hubiese acertado le hubiera hecho un favor a su propietario.


Volviendo a los coches, ayer nos llegaron unas molduras para poner al Toyota Supra, las sacamos todas del envoltorio en el que venían para comprobar su estado, las extendimos todas en mi cuarto de ocio y las atamos con cinta adhesiva.



 A los antinieblas traseros le faltaban los cristales, estos van en el portamatriculas.

Más molduras.

Ya tiene el carrocero el coche pintado, pero es como una persona que lleva un buen traje pero le fallan los zapatos y la corbata.

Foto de parte del motor.

Ahora le faltan los parachoques, las molduras, las gomas de los cristales, los pilotos, etc. no se puede apreciar bien como ha quedado hasta que esté todo montado y listo.
Ya van avanzando los coches, ahora nos falta llevar al Simca 1200 parA que lo pinten y terminaremos este.

18.10.15

UNA MAÑANA EN EL MONTE CON UN PATROL CLÁSICO.

Esta mañana del domingo, salimos de Vitoria  bien temprano para ir al monte con nuestro Nissan Patrol SD33, ya un clásico que sigue como el primer día, andando a diario.

Tanto hemos madrugado que llegamos al destino aún de noche, ya estaba mi cuñado guardando el sitio esperando que amaneciera y poder ver las palomas que están en migración.

Así estaba de oscuro el camino, alumbrado únicamente con los faros del coche.

Al amanecer ya pudimos disfrutar de la naturaleza, los madroños no están maduros pero es agradable ver el colorido.

Vimos las palomas, comimos el bocadillo y nos oxigenamos.

Al mediodía arrancamos del campo para regresara de nuevo a Vitoria, estábamos en la provincia de Vizcaya.

El camino para el patrol estaba bien, algo de barro pero sin problemas.

Nos fuimos a una gasolinera que tiene lanzas para quitar el barro.

No era mucho lo que tenía pero está mejor limpio.

Ya listo para la semana.

Nos paramos en un lugar que es tienda, bar, estanco y panadería. A mi me gusta ese pan rudo (sinónimo de tosco) que huele a levadura, quizás me debería privar de estos caprichos, pero hay tantas limitaciones que aunque engorde se puede uno dar un capricho de vez en cuando.

Ya llegamos al puerto de Altube, enseguida en Vitoria.

En la mesa presidiendo la hogaza de pan, sólo para mi el resto prefiere las barras que venden de masa congelada, para gustos están los colores.

Así transcurrió la mañana de este domingo dieciocho de octubre, día con temperatura agradable que rondaba los 18-19 ºC