31.1.15

UN DÍA DE CAZA SIN CAZA

Hoy nos han invitado a cazar, salimos de casa con lluvia y nieve. Al llegar al Puerto de Ayurdín caía nieve de tal forma que ha dicho mi hijo, le voy a poner las dos tracciones al Patrol.

Poco más adelante la nieve volvió a ser lluvia y no tuvimos problemas. Llegamos al lugar convenido con mis amigos, llegamos los primeros. Luego llegó el almuerzo, la tertulia y los cafés. No paraba de llover, pensaba que no podríamos salir a cazar.


Al ir amaneciendo se veían los campos nevados.

Punto de reunión.

Ataviados con los chalecos

Colocados cada uno en su puesto.

Los jabalíes no llegan y la lluvia hace mella en los cazadores.
 Recogemos todo y a esperar otro día que no llueva tanto y los perros puedan hacer su labor.

De regreso a casa otra vez nieve.


Lo que son las balas de escopeta, munición autorizada para la caza del jabalí.

Es lo que tiene la caza, cuando menos se espera "salta la liebre" en esta ocasión no saltó. Otro día será.
 Si que hemos disfrutado por el monte con el Nissan Patrol.