1.9.14

LA OTRA CARA DE LOS COCHES CLÁSICOS

Que implica el tener coches clásicos, nosotros tenemos varios como he comentado en una entrada anterior en este blog. No son coches caros, más bien todo lo contrario son coches que valen poco y nunca tendrán un valor alto, pienso que difícilmente se recuperaría lo que se ha invertido en ellos para dejarlos en orden de marcha; pero está la afición y como me ha dicho un conocido  al vernos trabajar con un motor viejo sacado del desguace "cada uno se entretiene como quiere".

Los coches clásicos no es sólo salir con ellos a pasear o a las concentraciones, la mayoría de ellos llevan muchas horas el ponerlos a punto. Hay coches que proceden de lugares que han tenido más culto a los coches clásicos y encuentras las piezas que quieras. Hay marcas que se preocupan en buscar y tener recambios para modelos bien entrados en años, hay otras marcas que no encuentras nada, vas a los concesionarios de la marca y ni siquiera conocen el modelo de coche que le estás comentando.

En previsión de que no nos ocurra esto con los coches que nosotros tenemos, vamos haciendo acopio de las piezas que puedan hacernos falta, no se puede tener todo, pero si encuentras un motor que está muy bien y con pocos kilómetros lo guardamos en previsión de un posible fallo del que tenemos en nuestro coche.

Este es el trabajo que no se ve en las concentraciones de clásicos que sólo vemos los coches lo bonitos que están.

Llevamos unos días que a ratos vamos desmontando un coche para tener  repuestos, esto además del trabajo no nos lo regalan.

Después de este trabajo ir a trabajar otras 8 horas para ganar el sustento.


Ya tenemos el motor en el suelo despojado de todo lo que le une a la carrocería.


Con el motor colgado se procede a soltar la caja para aliviarlo de peso y poder trabajar con él en el trasporte hasta su lugar de acondicionamiento.

Este es el trabajo que nos buscamos que se disfruta tanto como cuando vas a una concentración o un rally de regularidad, para algunos esto sería el trabajo sucio, nosotros ya estamos acostumbrados.


Todo desmontado.

El Nissan Patrol nos sirve como vehículo de transporte hasta el lugar de almacenaje.





Quizás no se rompa nunca el motor que tiene actualmente, pero este ahí está. Mi hijo quiere hacer preparaciones con este motor. ahora hay mucha información en Internet pero siempre hay que saber separar la paja del grano.

NO SIEMPRE ES ASÍ, SIEMPRE HA HABIDO Y HABRÁ DIFERENCIAS, COMO EN TODO.

31.8.14

CONCENTRACIÓN DE COCHES CLÁSICOS EN ESPINOSA DE LOS MONTEROS

En la anterior salida de coches clásicos en la que participamos, hace dos semanas en Villasante de Montija nos enteramos que se iba a celebrar esta concentración de coches clásicos de más de 30 años y que además se participaba en un rally de regularidad.

Decidimos participar, como en la salida anterior hicimos el recorrido con el BMW y el Austin llevaba un tiempo sin salir y cumplía todos los requisitos hicimos el evento con él.

Salimos del garaje de casa a las nueve en punto, mi idea era salir antes pero siempre no salen las cosas como se piensan, nos quedaban por delante unos 90 kilómetros y teníamos que llegar antes de las 10,30 que cerraban la inscripción-


Pasamos por sucesivos pueblos antes de llegar a Espinosa de los Monteros.


Llegando ya al lugar, nos encontramos con el primer coche que iba también a la concentración.


Llegamos y toda la plaza del Ayuntamiento estaba repleta de coches clásicos, uno de los organizadores nos dice aquí y ahí lo dejamos.

No paraban de llegar coches a cual más bonito


Llegamos antes de las 10.30 sin forzar la velocidad y manteniendo una amena charla técnica de vehículos con mi hijo que conducía él hoy.

Como se puede observar la plaza estaba "abarrotá" estaba limitada la cantidad de participantes a 80 vehículos por razones de la organización. y se completó el aforo.



Llegó le momento del rally, nos entregaron los dorsales, el rutómetro y una tablilla para más comodidad.
hicimos dos mangas al mismo recorrido sin instrumentos de medida.

Nos encontrábamos coches que venían ya de vuelta del lugar en el que finalizaba un tramo.

Esperamos a que llegasen todos y reiniciamos la segunda manga. No había media fijada, cada uno podía ir a la media que quisiera, siempre que el tramo de 30 kilómetros se empleara un tiempo mínimo de 30 minutos.

En el tiempo que tuvimos para visitar la zona o los bares del lugar, lo hicimos y además nos sacamos unas fotos.








Llegó el momento de la comida y bajo los soportales del Ayuntamiento dimos cuenta de cuantas viandas nos ofrecieron.


Llegó el momento de los pasteles, que rico todo.

Ganadores del rally primer premio, hubo hasta cinco, mas otros al mejor restaurado, más antiguo, más lejano e incluso había también premio a la desdicha, si alguno se le averiaba. Todos los participantes tuvimos un obsequio.

Este portugués que comió frente a nosotros en la misma mesa se llevó el premio al más lejano.

Iniciamos el regreso y a las 6 de la tarde estábamos entrando en el garaje.-






Mapa del recorrido efectuado y perfil del recorrido




En total superamos los doscientos kilómetros, este recorrido es el del rally más el regreso a Vitoria, a la ida no pusimos el GPS.

El domingo próximo volveremos  a  salir de paseo con algún coche clásico y entre semana a sacar un motor que tenemos comprado en un desguace. Dicen que es mejor tener que desear , las piezas y motores nunca sobran.

Hasta pronto.