15.1.15

CAMBIAMOS LOS INYECTORES DE NUESTRO NISSAN PATROL SD33

Hace unos días que empezamos a preparar nuestro Nissan Patrol SD33. Este vehículo me lo regaló un amigo con la caja de cambios rota, creo haberlo contado ya en una entrada anterior.

Desde entonces le hemos ido haciendo cosas para ir mejorándolo, le pusimos otra caja de cambios, frenos delanteros (discos y pastillas), ajustar la dirección, frenos traseros en la entrada anterior, ahora le hemos reparado los inyectores poniendo toberas nuevas y ajuste de balancines.

Es un coche que me gusta, llevaba años andando con él de copiloto cuando íbamos al monte, ahora lo tengo yo con veintiséis años a sus espaldas  y forma parte de nuestra colección de coches clásicos.


Soltamos los inyectores y los llevamos a reparar a un especialista.


 proceso de desmontaje.


 Y le llegó el turno al ajuste de balancines.

Mi hijo que está más ágil que yo dentro del habitáculo del motor haciendo el reglaje. 


 No le gustan los guantes y con el aceite negro se ponen la manos impresentables.
Con una llave, un destornillador  y unas galgas vamos poniendo todos a 0,35 milímetros en caliente.
 Montamos todo y después de una prueba en carretera comprobamos que el motor iba más suave y mejor que antes. Aún nos quedan cosas para hacerle pero poco a poco.

Finalizado el trabajo llegamos a casa y la cocinera nos había preparado unas tartaletas de manzana para endulzarnos un poco ¡que ricas!





No nos aburrimos con los coches, siempre tenemos cosas que hacer y además a mi me gusta la mecánica tanto o más que el paseo con ellos.