1.1.16

LO QUE YO DENOMINO FIESTAS DE PUCHERO.

Ya casi tenemos finalizadas las navidades, un año esperando para que se pasen en un visto y no visto. Que me aportan estas fiestas, quizás algo más de peso, pero en la bascula, recuerdos de hace años, lo bien que lo pasábamos juntandonos  la familia para celebrar las fiestas, ahora ya faltan muchos miembros de todos aquellos que nos juntábamos, además del  peso, aportan tristeza, se hecha más en falta a todos aquellos familiares que nos dejaron. La vida sigue pero no es igual sin ellos.

Eso es lo que yo echo en falta, no el resto, las comidas pueden ser iguales e incluso mejores, pero no saben igual.

Puede que se trate de nostalgia, quien sabe. Como no puedo hacer nada para que retorne todo aquello, pues intento acomodarme a la actualidad y seguir disfrutando de todo aquello que puedo, que me gusta y quiero.

Estas fiestas son como cualquier otra, que yo denomino fiestas de puchero, aquellas que la celebración fundamental es la comida, sin entrar en detalles si es la celebración del nacimiento de Jesús el hijo de Dios, yo tengo mis pensamientos al respecto, pero son míos.

Como fiestas que he denominado de puchero, pues las hemos celebrado comiendo más de lo necesario, sin embargo no he tenido excesos de bebida, no he probado el alcohol, suelo ser bebedor social, cuando bebo sin sed, suele ser por acompañar a amigos, pero mi bebida favorita es el agua. 

Mucho trabajo para mi Sra. que se encarga de la cocina, yo le ayudo pero el trabajo fuerte se lo lleva ella, nosotros se lo agradecemos enormemente, le felicitamos por su trabajo y hacemos buen papel para demostrárselo comiendo sin ser comedidos. Ella prepara aquellos platos que a nosotros más nos gustan.

En Noche Buena y Navidad, nos preparó una lubina al horno para cenar, en Navidad unos pimientos rellenos de carne, deliciosos. Para Noche Vieja Merluza langostada, para Año Nuevo unos pimientos del piquillo rellenos de calamares y en su tinta, fabulosos.




Un Bacalao al Pil Pil, que luego transformamos en El Club Ranero, como a nosotros nos gusta.



El Pil Pil corrió de mi cuenta, con un colador batí y batí hasta que la salsa se espesó.

Posteriormente,  se le añadió la chanfaina de pimiento, cebolla y tomate más unos pimientos asados en casa y un huevo duro para dar un poco más de colorido al plato.



Más langostinos de diferentes formas preparados.


Aquí teníamos las uvas preparadas, las copas y unos dulces para acompañar

Ya nos queda los Reyes Magos, no sé si me habré portado bien o mal, siempre está el que juzga si lo has hecho bien o mal, siempre está el dilema, lo que está bien para unos no está tan bien para otros, dejaremos que Melchora Juzgue y nos traiga lo que nos merecemos.

A pesar de todo, Feliz Año 2016

27.12.15

UN VIAJE DE VEZ EN CUANDO VIENE BIEN, AUNQUE SEA RÁPIDO

Coincidiendo que el día 26 de diciembre era sábado, no teníamos nada previsto y decidimos ir hasta León para visitar a una tía materna que ya ha cumplido 94 años, hacía tiempo que no la visitábamos, hoy ha salido el día perfecto.

Total del recorrido aproximadamente unos 700 kilómetros, entre la ida y la vuelta.

Salimos de casa sobre las 9 1/2 de la mañana, en Vitoria había buen tiempo, en la zona de Pancorbo encontramos niebla, cuando  íbamos acercándonos al puerto de La Brújula la temperatura descendió por debajo de los cero grados, en los campos se veía la helada que había caído durante la noche.




En lugar de ir primero directos a León nos fuimos hasta La Bañeza para pasar un rato, tomar unas tapas y hacer unas compras.

La iglesia estaba adornada de Navidad.

También el Ayuntamiento y las calles.


Unas tapas y cervezas.

 Paseo por la ciudad, foto con D. Conrado Blanco.



La Plaza Mayor ya es peatonal.



"Si vives y no tienes el pensamiento en Hacer el bien, la vida no vale la pena" eslogan que reza en la peana.

Los sábados en La Bañeza son día de mercado y hay muchas personas por las calles.


Pasamos por la pastelería de Conrado, que dulces más espectaculares, algo compramos para los días de fiestas próximos.



Los roscones de Reyes de esta pastelería se venden por toda España, se hizo famosa por entregar dentro del roscón como sorpresa nada menos que 6000 € como figura en la pancarta colocada sobre el escaparate.

Este 2016 ha subido 1000 € más. Este año 7000 €


Además de acopio de embutidos típicos, cecina, jamón, chorizos y pimentón.


De La Bañeza nos fuimos a León por el Camino de Santiago, aún siguen pasando peregrinos con
destino a Santiago.




A las seis y cuarto de la tarde salimos de nuevo dirección Vitoria y sobre las 9 1/4 llegamos a destino.
Hemos pasado un día estupendo.