10.9.14

LA FÍSICA APLICADA A LOS COCHES CLÁSICOS.


Ya tenemos preparadas las piezas de un opel Kadett 1.8I GSI para comenzar la reparación de otro que tenemos en espera (estandby). Ese coche lo estrené yo hace ya 25 años, se lo cedí a mi hijo al tener que comprar uno automático por obligación. El día que se lo dejé, le dije que lo cuidara que era la "niña de mis ojos" el trato que le ha dado es dudoso, o al menos a mi me lo parece, quizás sean imaginaciones mías. El caso que ahora le toca empezar a ponerlo en orden, este coche fue afectado por la granizada de Vitoria (1-07-2009) y sufrió algunos daños en la carrocería.

Entró en el desguace otro coche igual al nuestro, con un fuerte golpe en el costado, la mecánica no ha sufrido daños además conozco a su dueño, compramos ese coche para desmontarlo y tener piezas de recambio. nuestro coche rondaba ya los 300.000 kilómetros y este que hemos adquirido tiene bastantes menos.

La idea es preparar un poco este motor adquirido y montarlo, no hemos querido poner un 16 válvulas entendiendo que el suyo andaba ya sobrado de potencia para el peso del coche.

El coche que nos sirve para transportar las piezas es otro clásico un Nissan Patrol SD33  con veintiséis años.

Cargar el motor en el desguace no  fue un problema con las máquinas de allí. Pensaba que nos iba a costar descargarlo pero aplicando un poco de física no tuvimos problema e hicimos un plano inclinado.

Utilizando unas tablas que encontramos en el pabellón preparamos la rampa.



Ya con el motor en el suelo sin problemas.


Ya hemos colocado el motor del Subaru que comenté en una entrada anterior en el blog.

 Aquí otros motores en espera, uno de un mini y otro de un Renault 4L.


Para el kadett tenemos también un eje trasero con frenos de disco de un 16 válvulas.

Trabajamos mucho con los coches, pero luego cuando disfrutas con ellos compensa todos los esfuerzos realizados.

El título de esta entrada puede parecer un poco exagerada, pero el plano inclinado es una de las máquinas simples estudiadas en física y nos ha servido para bajar el motor con muy poco esfuerzo.

Hasta pronto.

7.9.14

EL PLACER DE DISFRUTAR DE UN AUTOMÓVIL CLÁSICO.

Hoy primer domingo de septiembre, teníamos varias opciones de salir con los coches clásicos y hemos optado por salir nosotros solos con el Renault 4L.

Había una concentración en Valladolid a nivel nacional los días 6 y 7 de septiembre de 2014.

El sábado tuvimos visita de amigos en casa y salimos por Vitoria a tomar un café después de la comida, esta salida duró hasta las diez de la noche. Mi hijo llegó a altas horas de la madrugada, ¿que hacemos mañana? saldremos a hacer unos cien kilómetros con nuestro 4L.

Actividades previstas para realizar el domingo en Valladolid.

  • Celebración del 50 Aniversario del R4 y del 40 del R7
  • Concentración Nacionall Renault  en Valladolid (gratuita) 
  • Exposición en la Feria de Muestras
  • Invitación Renault a visitar la Feria
  • Desfile Renault por las calles de Valladolid
  • Ruta turística opcional el domingo
  • Abierto a todos los modelos clásicos Renault.

Nuestra opción aceptada en consenso y por unanimidad fué: salir de Vitoria, dirección a Orduña por la Barrerilla, parada en la Venta de Orduña, nos la encontramos cerrada. Ascendimos el puerto de Orduña y  dirección a Escota y allí almorzar uno de los deliciosos pintxos que ponen todos los domingos a la mañana.

El alto de La Barrerilla

Carretera preciosa para disfrutar con un clásico.

Llegamos a la recta una vez descendido el puerto, aquí no hay problemas de sol, los árboles cubren toda la carretera.

Pudimos ver la Virgen de La Antigua sobre el Valle de Orduña.

El pico del Fraile.

La cima del puerto. El 4L lo subió sin problemas casi obstaculizado por coches más modernos.


El descenso del puerto, dando vista a Berberana.
Ya en la carretera dirección Vitoria.

En Escota paramos.


 Tienen una buena barra de pintxos, hay que probarlos con una bebida de cola para no ingerir alcohol.


La frase del día esta como se puede apreciar es de hoy, dentro del restaurante.


Padre e hijo comprobando el nivel de aceite antes de reemprender la marcha. No hay consumo excesivo.


Revoloteaba una avispa cerca del coche y se posó sobe el espejo exterior, pues foto.
 Aquí ampliada para que se pueda ver mejor.

Mª Jesús y yo dispuestos a entrar en el 4L.

Javier hoy es el piloto.


Perfil y mapa del recorrido efectuado.

Nos hemos divertido en la mañana del domingo sin necesidad de ir a Valladolid.

Hemos superado el centenar de kilómetros, no sé exactamente cuantos, se paró el GPS cuando llevaba marcados 96,9 kilómetros.

Seguiremos con nuestros coches,