17.4.14

MI BMW SE SALVÓ IN EXTREMIS DE LA TRITURADORA

Estos días he estado haciendo una valoración de todo lo que tenía mal de carrocería. Después de todo aquello que se ve sin más, y todo lo que se ve después de escarbar en aquellos lugares en los que aparecía algo de daño, después de picar con el martillo aparece todo o casi todo lo que hay escondido.

Cuando yo compré el coche era conocedor de lo que compraba, y tenía ya hecha una valoración de lo que me podía encontrar, o sea que no me pilla de sorpresa.

Que puede suponer esto, unas horas o días más en la restauración. Casi como en el ordenador, cortar y pegar y ya está.

Cuando se compra un coche ya con años hay que contar con estas cosas y es casi mejor encontrarlo así a que te lo vendan pintado y con una restauración mal realizada, en la que al poco tiempo comienzan a aflorar nuevamente las zonas oxidadas

El problema de estos óxidos lo han producido los tubos de desagüe del techo solar, estaban fuera de su alojamiento y el agua del drenaje caía dentro del maletero.

Hay otra zona con importante parte oxidada, es el soporte de la batería. Poco a poco se irá reparando con mayor o menor tino. Es la primera vez que vamos a hacer este tipo de reparación, y neófitos manejando la máquina de soldar, pero con ganas todo se supera.

Montado ya el cuadro, la moqueta y  los asientos; ahora nos queda el exterior, ya he empezado emplastecer y lijar, se puede apreciar en la foto el polvo que tiene.

Fotos tomadas con el teléfono.






Nos queda mucho trabajo por delante, pero con tiempo y más o menos esfuerzo se reparará. Lo importante es que no tiene zonas vitales afectadas por el oxido, todo es superficial.

Quedará más o menos bien pero como lo hago yo y es para mi, como decían en mi pueblo ¡ si sale con barba, San Antón y sino la Purísima Concepción!

Ya os contaré y pondré el proceso de la reparación de estos desperfectos.

Hasta pronto.

14.4.14

FIN DE SEMANA ACTIVO EN LA COCINA.


Después de unos días sin entradas en el blog que no ha sido por estar ociosos, teníamos una visita de unos familiares y hemos tenido un día de cocina un poco fuera de lo común, no por especial sino por laboriosa.

Una vez que he arreglado el horno de la cocina, después de un año que llevaba mi Sra. diciéndome que no calentaba la resistencia de arriba, en una tarde quedó solucionado y lo probamos.

Para empezar un bizcocho, por el derecho y el revés.



Una tarta de manzana recién horneada y ya adornada.


Una tarta de queso tal cual salió del molde y adornada con mermelada de frambuesa.




Pasamos a los platos saldos y dejamos los dulces. He aquí una sopa de pescado.

Unos mejillones con un poco de picante.

Redondo de ternera en salsa española.


Unas rabaneras con ensaladilla rusa, protegidas con plástico trasparente de cocina.

No podían faltar los comensales.

Esta mañana he podido trabajar un poco y he estado sacando bollos al BMW, probando el equipo que compré ya hace un tiempo.

Para estos bollos grandes funciona. En los bollos de granizo no es tan bueno y si el coche está repintado arranca la pintura




Este es todo el trabajo realizado en el fin de semana y hoy por la mañana.
Mañana más.