25.12.15

NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO 2015-16


Estos días de Navidad, normalmente se hacen excesos con la comida. Nosotros no hemos querido hacer esos excesos y, aunque por mi parte hubiese preferido hacer una cena y comida más sencilla, por ejemplo: un par de huevos con patatas fritas, eso es un manjar para mi pero, la tradición manda y no se puede pensar en uno mismo, también en el resto de la familia.

Se han preparado cosas sencillas y no muy diferentes a cualquier día festivo normal. ¿Que nos gusta? unas angulas, pero como el precio nos parece excesivo, nos conformamos con sucedáneos.
Unos pimientos rellenos que los hacemos con frecuencia, un pulpo, langostinos, etc. para la noche una lubina al horno y ese es el menú.

Quise probar con unos pintxos de champiñones con langostinos con faja de tocino de papada, ¡¡nada de bacón!!

Para probar, con nueve langostinos para los tres que somos en casa.

Los he pelado en crudo, dejándoles  la cola final sin pelar para poder tomarlos mejor.

Envueltos en la fajita de tocino de papada y sujetos con un palillo para que no se suelten al freír.


Puestos en la sartén con un poquito de aceite, los freímos.


Tomamos unos champiñones que anteriormente hemos limpiado, les quitamos el pie y reservamos.

Hacemos un majado de ajo y aceite, añadimos los pies de los champiñones troceados, más unas gambas peladas y mezclamos bien.

Freímos la mezcla anterior y los champiñones con un poquito de aceite.

Cuando tenemos todo listo, rellenamos los huecos de los champiñones y pinchamos sobre ellos los langostinos con la faja ya frita. Nos han gustado.


Los pimientos rellenos de carne, que como he dicho anteriormente hacemos con frecuencia, la receta está en entradas anteriores.

Rebozados en harina, posteriormente en huevo y a freír.


Ya se están friendo.


 Una vez fritos los vamos apartando.

 Se colocan en una cazuela plana.

Les añadimos la salsa que se ha preparado previamente y listos, les falta el adorno de una ramita de perejil, por ejemplo.


 Un pulpo preparado a feira.


Al fondo la gulas al ajillo con gambas.

Como he dicho una lubina al horno, un trozo de tarta helada y los típicos dulces navideños.

Yo pienso que se debería comer menos en estas fiestas y lo más económico posible, nunca por encima de las posibilidades, y si tienes posibles aún menos, en solidaridad con aquellos que no los tienen. FELICES FIESTAS.